El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Hizbulá avanza frente a la exfilial de Al Qaeda en la zona fronteriza con Siria
Hizbulá avanza frente a la exfilial de Al Qaeda en la zona fronteriza con Siria

Beirut, 23 jul (EFE).- El grupo chií libanés Hizbulá sigue avanzando en la región de Arsal, en el noreste del Líbano y fronteriza con Siria, y recuperó hoy el control del 70% del territorio dominado por la exfilial siria de Al Qaeda, en el tercer día de su ofensiva en la zona.

La milicia chií anunció, a través de su Centro de Información de Guerra, que ha "liberado" el 70% de las zonas que controlaba el Organismo de Liberación del Levante (denominado anteriormente Frente al Nusra) en los montes de Arsal, en los se habían hecho fuertes en lo últimos años los radicales procedentes de Siria.

Asimismo, Hizbulá anunció a través de la red social Twitter que sus milicianos mataron a 46 yihadistas y recuperaron el valle del Uwaini, "importante centro" del Organismo de Liberación del Levante.

Además, alcanzaron la cima del monte de Shaba al Qala, en el este de Arsal, a 2.350 metros de altitud, desde donde impusieron su "control armado" sobre los valles de Al Dib y al Rihan, según el propio grupo.

También se hicieron con el alto de Shaabat al Nahla, por lo que pueden alcanzar con sus disparos al vecino valle de Al Muaysara.

Sin embargo, no pudieron evitar que 30 integrantes del Organismo de Liberación del Levante huyeran en dirección a Qalaat al Hosn, en el este de Arsal.

Por otra parte, Hizbulá también informó de que el ejército sirio y los combatientes del grupo chií que apoyan a las tropas del país vecino "liberaron en su totalidad las montañas de Flita", en la región siria de Al Qalamún.

Además, en los montes de Flita las fuerzas leales a Damasco mataron a 23 integrantes de la exfilial de Al Qaeda.

La actual ofensiva a ambos lados de la frontera fue lanzada el pasado viernes por Hizbulá, en coordinación con las fuerzas gubernamentales sirias, con el objetivo de "liberar" de la presencia de "terroristas" la zona montañosa entre los dos países.

Por el momento, los combates se centran en el área controlada por el Organismo de Liberación del Levante, próxima a la población de Arsal.

Antes del comienzo de la ofensiva, la exfilial de Al Qaeda dominaba unos 50 kilómetros cuadrados, a ambos lados de la frontera, dijo a Efe una fuente militar libanesa.

Mientras, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ocupa un territorio mucho más amplio -de 225 kilómetros cuadrados, según la misma fuente- al norte de donde se combate actualmente, en una zona más montañosa.

Otra fuente militar aseguró a Efe que los combatientes del EI se están retirando hacia Al Raqa, su principal bastión en el noreste de Siria, para "concentrar sus fuerzas" en la batalla que están librando en la urbe con las Fuerzas de Siria Democrática.

Asimismo, señaló que la actual ofensiva en Arsal "durará mucho" porque la guerra en esta zona es "dura y difícil" por sus características geográficas.

En la región hay población libanesa y campamentos de refugiados sirios, que en los pasados años han huido de la guerra en su país, a través de la frontera.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) está prestando asistencia médica a los heridos en Arsal, en coordinación con el Ejército libanés y la Media Luna Roja libanesa, informó en su cuenta de Twitter el director del CICR en el Líbano.

Christophe Martin aseguró que van a seguir proporcionando tratamiento médico a los heridos de Arsal: "el acceso al cuidado médico sigue siendo la principal prioridad".

Asimismo, destacó que el equipo del CICR está preparado para ofrecer ayuda de emergencia y servicios a las personas afectadas por los enfrentamientos en Arsal, en el caso de que lo necesiten.

En los choques también ha participado un grupo armado sirio moderado, Saraya Ahl al Sham, que hoy declaró un alto el fuego, después de haberse enfrentado con Hizbulá en los pasados días.

La agrupación, que forma parte del Ejército Libre Sirio y tiene su base en Al Qalamún, cesó las hostilidades para dar comienzo a "negociaciones" con los milicianos chiíes, según la televisión libanesa Al Manar.

Por otra parte, la aviación gubernamental siria bombardeó hoy de nuevo la zona, según la agencia oficial de noticias libanesa (ANN), tal y como ha hecho en otras ocasiones recientemente, mientras que los aviones libaneses golpearon a los yihadistas que intentaban penetrar en Arsal.

COMENTARIOS