El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

POLITICA Fermani dice que el fiscal lo imputa ahora "por política"

El intendente y Gómez Amado pertenecían a una sociedad política encabezada por Sández, que se rompió; la denuncia llevaba varios años guardada.

POLITICA Fermani dice que el fiscal lo imputa ahora

El fiscal penal de J. V. González, Gonzalo Gómez Amado, imputó el lunes al intendente de Las Lajitas, Alberto Fermani, por asociación ilícita y enriquecimiento ilícito de funcionario público. La causa se había originado hace más de cinco años, cuando un exfuncionario municipal denunció que tres viviendas entregadas en comodato al hospital para alojamiento de los médicos habían pasado a ser propiedad de Fermani y de la gerente del hospital, Estelina Aguirre. Y la tercera, del municipio anteño.

Fermani había sido hasta ese año socio político del presidente del bloque de diputados del PJ, Pedro Sández, y del presidente del bloque de senadores justicialistas, Ernesto "Pata" Gómez, padre, además, del fiscal interviniente.

Este años, Fermani, asociado con Marcelo Moisés, intendente de Apolinario Saravia, y con Juanilo Aguirre, de González, se quedaron con las precandidaturas del PJ y apadrinan a Marcelo Paz y a Maricel Quintana para diputados. Sández intentará recuperar su banca con la boleta del Frente Salteño.

Ante las acusaciones, Fermani apuntó a estas coincidencias. Dijo que se trata de "acusaciones viejas", y agregó: "Las hicieron aparecer ahora porque hay elecciones y quieren desprestigiarme, porque me he salido de una línea política para apoyar a otra".

El intendente de Las Lajitas aseguró que las viviendas pertenecían a la familia Juncosa y no al Ministerio de Salud ni a la Provincia.

Más allá de la susceptibilidad que despierta la filiación política y familiar del fiscal, un apasionado de la hípica anteña, lo cierto es que la imputación apunta al sistema de sucesión de ventas de tres inmuebles que cumplían una función pública, que fueron enajenados.

Según la imputación del fiscal, el primer comprador fue Eduardo Paiva, quien pagó 2.000 pesos y la vendió a Marisel Álvarez en 60.000; y esta a Fermani, en 80.000. Más allá de la irregularidad supuestamente cometida por el intendente, llama la atención que el fiscal no se haya excusado, dado su compromiso con su padre y con Sández, y que haya exhumado el caso, exactamente, una semana después del cierre de listas para las PASO.


COMENTARIOS